Por Patxi, hace 7 años y 3 meses

Ellos han podido volver

Los 18 jóvenes acogidos al programa «Raíces» son descendientes de leoneses emigrados a Argentina

 

20/07/2011 manuela lucas | león /Diario de León

619834 2

H an recorrido más de diez mil kilómetros movidos por la ilusión de reencontrarse con sus familias. Son 18 hijos, nietos y bisnietos de leoneses que un día se fueron de la provincia para vivir en Argentina. Después de muchas décadas han vuelto con el programa «Raíces», puesto en marcha por la Diputación en el 2009 con resultados más que satisfactorios.

Llegaron el lunes por la noche a León, pero ya han tenido tiempo de vivir la vida leonesa: lo más importante es que ya han conocido el Barrio Húmedo, según algunos de ellos, aunque se quedaron «con ganas de vivir esa buena onda que se respira en la ciudad». Por suerte para ellos, esto no ha hecho más que empezar. Ayer, después de ser recibidos por la presidenta de la Diputación, Isabel Carrasco, visitaron algunos rincones típicos como la basílica de San Isidoro, actividades que continuarán hasta el fin de semana, cuando tendrá lugar el reencuentro con los familiares leoneses. Hasta entonces, el grupo argentino se aloja en la residencia juvenil Consejo de Europa. Durante estos días los jóvenes visitarán Las Médulas, Ponferrada, Astorga, el museo Etnográfico y las cuevas de Valporquero.

El reencuentro. Los jóvenes marcharán el viernes a los pueblos en los que tienen familia en lo que será «una oportunidad única para una experiencia irrepetible», según Belén Iguri, de 22 años y natural de Chubut, que espera encontrarse en La Cándana con sus parientes. O como Lucas Micheletti, de 23 años, que se reencontrará en Astorga con la prima de su madre, quien emigró (ésta última) en 1950 a Santa Fe cuando tenía sólo siete meses. Igualmente, Daniel Valls, de 24 años y residente en Santa Fe, encontrará en Ponferrada al único de los cinco hermanos de su abuela que no emigró a Argentina durante la guerra española. Y como éstas, otras quince historias se esconden bajo las miradas tímidas de estos jóvenes que, recién llegados, ya hablan con seguridad del encanto leonés, agradecidos de la cálida acogida que tuvieron «desde el mismo momento de agarrar el avión allá en Buenos Aires», cuenta Iguri en alusión a las palabras del piloto español que los trajo hasta España. En lo que todos coinciden es en el curioso choque de dos culturas que, aunque parecidas, son dos realidades totalmente diferentes: «allá la vida es caótica, aquí es todo es más tranquilo». Una cosa que les llama la atención es el orden de la ciudad, «todo está cuidado, recogido, prolijo».

No hay comentarios

Sé el primero en escribir un comentario a esta entrada.

Escribir un comentario

Si quieres añadir tu comentario a esta entrada, simplemente rellena el siguiente formulario:





* Campos requeridos

Puedes usar estas etiquetas XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>.

No hay trackbacks

Para notificar de una mención en tu blog a esta entrada, habilita la notificación automática (Opciones > Discusión en WordPress) o especifica esta url de trackback: http://​www.lacandana.com/​parte/​archives/​360/​trackback